La Reforma laboral 2012

La entrada en vigor el pasado 12 de febrero del Real Decreto-Ley 3/2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, ha supuesto cambios sustanciales en la legislación laboral.

A continuación reseñamos los más siginificativos:

REDUCCIÓN DE LAS INDEMNIZACIONES POR DESPIDO IMPROCEDENTE.
La indemnización por despido improcedente de los trabajadores con contrato indefinido se reduce de 45 días a 33 días por año trabajado y hasta un máximo de 24 mensualidades.

No obstante, se respetarán los derechos adquiridos de los trabajadores por lo que se mantendrá la indemnización de 45 días para el tiempo transcurrido desde el inicio de la relación laboral hasta la publicación en el BOE del Decreto y, a partir de ese momento la indemnización que se empiece a acumular será de 33 días.

Además, se eliminan los salarios de tramitación salvo que para los casos en los que se readmita al trabajador.

DESPIDO OBJETIVO Y COLECTIVO
Se facilita el despido por causas económicas, en los que la indemnización asciende a 20 de salario por año de servicio.
Se entenderá que concurren causas económicas cuando la se reduzca el nivel de ingresos o ventas durante tres trimestres consecutivos, sin la necesidad de acreditar pérdidas.

POSIBILIDAD DE MODIFICAR LA JORNADA, EL HORARIO, EL SALARIO Y LAS FUNCIONES DE LOS TRABAJADORES
La dirección de la empresa podrá modificar la jornada, el horario, el salario y las funciones de los trabajadores cuando se puedan probar causas económicas, organizativas, técnicas o de producción que lo justifiquen.

En este caso, la empresa deberá preavisar a los trabajadores y a sus representantes con una antelación mínima de 15 días a la fecha de efectividad de la modificación.

Si el trabajador no estuviese de acuerdo, tendrá derecho a rescindir su contrato y a percibir una indemnización de 20 días de salario por año de servicio.

Si el trabajador no optase por la rescisión de su contrato, la medida se ejecutará, aunque el trabajador podrá impugnar la modificación ante el Juzgado de lo social, que decidirá si la medida es justificada o injustificada.

POSIBILIDAD DE REDUCIR JORNADA Y SUSPENDER CONTRATOS TEMPORALMENTE.
Cuando se puedan probar razones económicas, organizativas, técnicas o de producción, la empresa podrá reducir la jornada a sus trabajadores temporalmente, entre un 10% y un 70%, así como suspender contratos, también de forma temporal.
En estos casos, el trabajador tendrá derecho a percibir la prestación de desempleo sobre un 70% de su base reguladora.

DESAPARICIÓN DE LAS CATEGORÍAS PROFESIONALES
Se eliminan la clasificación de los trabajadores por categorías profesionales y se generaliza el sistema de grupos profesionales, lo que favorece la movilidad interna dentro de la empresa.

LUCHA CONTRA EL FRAUDE Y EL ABSENTISMO.
Para luchar contra el fraude que supone que los desempleados que cobren la prestación por desempleo trabajen a su vez en negro, se impulsará la realización por este colectivo de servicios en beneficio de la comunidad, a través de convenios de colaboración con la Administraciones Públicas.

En relación con el absentismo como causa de despido, sólo se tendrá en cuenta el absentismo del trabajador sin vinculación con el absentismo del total de la plantilla.

CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE
• Se podrá celebrar con trabajadores mayores de dieciséis y menores de veinticinco años que carezcan de la cualificación profesional reconocida para concertar un contrato en prácticas.
El límite máximo de edad no será de aplicación cuando el contrato se concierte con personas con discapacidad. La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres.

• El trabajador tendrá que recibir la formación inherente al contrato en un centro formativo reconocido por el sistema Nacional de Empleo o en las instalaciones de la empresa, siempre y cuando se dispusiera de personal con cualificación suficiente.

• El trabajador tendrá derecho a las prestaciones de Seguridad Social, incluido el desempleo.

• Reducciones de cuotas en los contratos para la formación y el aprendizaje.

Las empresas que a partir de la entrada en vigor de este real decreto-ley, celebren contratos para la formación y el aprendizaje con trabajadores desempleados inscritos en la oficina de empleo con anterioridad al 1 de enero de 2012, tendrán derecho, durante toda la vigencia del contrato, incluida la prórroga, a una reducción de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, así como las correspondientes a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, desempleo, fondo de garantía salarial y formación profesional, correspondientes a dichos contratos, del 100 por cien si el contrato se realiza por empresas cuya plantilla sea inferior a 250 personas, o del 75 por ciento, en el supuesto de que la empresa contratante tenga una plantilla igual o superior a esa cifra.

Asimismo, en los contratos para la formación y el aprendizaje celebrados o prorrogados según lo dispuesto en el párrafo anterior, se reducirá el 100 por cien de las cuotas de los trabajadores a la Seguridad Social durante toda la vigencia del contrato, incluida la prórroga.

Las empresas que transformen en contratos indefinidos los contratos para la formación y el aprendizaje, cualquiera que sea la fecha de su celebración, tendrán derecho a una reducción en la cuota empresarial a

la Seguridad Social de 1.500 euros/año, durante tres años. En el caso de mujeres, dicha reducción será de 1.800 euros/año.

CONTRATO DE TRABAJO POR TIEMPO INDEFINIDO DE APOYO A LOS EMPRENDEDORES
• Las empresas que tengan menos de 50 trabajadores podrán concertar el denominado contrato de trabajo de apoyo a los emprendedores

• El contrato se celebrará por tiempo indefinido y a jornada completa, y se formalizará por escrito en el modelo que se establezca.

• La duración del periodo de prueba será de un año.

• La empresa tendrá derecho a aplicar los siguientes incentivos fiscales:
– Si el primer contrato de trabajo concertado por la empresa se realiza con un menor de 30 años, la empresa tendrá derecho a una deducción fiscal de tres mil euros.

– Adicionalmente, en caso de contratar desempleados beneficiarios de una prestación contributiva por desempleo la empresa tendrá derecho a una deducción fiscal con un importe equivalente al 50 por ciento de la prestación por desempleo que el trabajador tuviera pendiente de percibir en el momento de la contratación, con el límite de doce mensualidades, y de acuerdo con las siguientes reglas:

A) El trabajador contratado deberá haber percibido la prestación durante, al menos, tres meses en el momento de la contratación.

B) El importe de la deducción a que tiene derecho la empresa quedará fijado en la fecha de inicio de la relación laboral y no se modificará por las circunstancias que se regulen con posterioridad.

C) La empresa requerirá al trabajador un certificado del Servicio Público de Empleo Estatal sobre el importe de la prestación pendiente de percibir en la fecha prevista de inicio de la relación laboral.

• El trabajador contratado podrá voluntariamente compatibilizar cada mes, junto con el salario, el 25 por ciento de la cuantía de la prestación que tuviera reconocida y pendiente de percibir en el momento de su contratación.

• En todo caso, cuando el trabajador no compatibilice la prestación con el salario en los términos del párrafo anterior, se mantendrá el derecho del trabajador a las prestaciones por desempleo que le restasen por percibir en el momento de la colocación, siendo de aplicación lo establecido en los artículos 212 y 213 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio.

• La empresa que celebre este contrato con desempleados inscritos en la Oficina, también tendrá derecho a una serie de bonificaciones de seguridad social, siempre que se contrate según estos requisitos:

– Jóvenes entre 16 y 30 años, ambos inclusive, dará lugar a una bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social durante tres años (83,33 €.-/ mes en el primer año, 91,67 €.-/ mes en el segundo año y 100 €.-/ mes en el tercer año) .
Si se concertaran estos contratos con mujeres en los que este colectivo esté menos representado, se aumentará la bonificación en 8,33 €.-/ mes.

– Mayores de 45 años, que hayan estado inscritos en la Oficina de Empleo al menos doce meses en los dieciocho anteriores a la contratación, dará lugar a una bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social durante tres años por importe de 108,33 €.-/ mes.
Si se concertaran estos contratos con mujeres en los que este colectivo esté menos representado, las bonificaciones indicadas serán de 125 €.-/ mes.

• Para que se lleven a cabo estos incentivos, es imprescindible que la empresa mantenga al trabajador contratado al menos por un periodo de tres años. En caso contrario, la empresa deberá restituir las cantidades entregadas.

BONIFICACIÓN POR TRANSFORMACIÓN DE CONTRATOS EN PRÁCTICAS, DE RELEVO Y DE SUSTITUCIÓN EN INDEFINIDOS
Las empresas que tengan menos de cincuenta trabajadores y transformen en indefinidos contratos en prácticas, de relevo y de sustitución por anticipación de la edad de jubilación, tendrán una bonificación en la cuota empresarial de 41,67 €.-/ mes durante tres años.

En caso de mujeres, las bonificaciones serán de 58,33 €.-/ mes.

CONTRATACIÓN TEMPORAL
A partir del próximo 31 de diciembre de 2012, los contratos temporales no podrán encadenarse por plazo superior a 24 meses.

PÉRDIDA DE FUERZA DE LOS CONVENIOS COLECTIVOS
Los convenios colectivos de empresa tendrán prioridad frente a los sectoriales de forma que, en caso de concurrir causas económicas, organizativas, técnicas o de producción, podrán no aplicarse las condiciones de trabajo previstas en el convenio colectivo ( descuelgue ).

Además, la prórroga máxima de los convenios colectivos vencidos será de dos años, con lo que se pone límite a la denominada “ultra actividad” que permitía el alargamiento prácticamente indefinido de los convenios

Ponemos a su disposición un equipo de expertos asesores laborales. Contacte sin compromiso.

Otros artículos

Cargando…

Comments are closed.

Miguel Ángel Pérez Villegas


Miguel Ángel Pérez es Abogado en ejercicio del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, Graduado Social en ejercicio del Ilustre Colegio de Graduados Sociales de Madrid, y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en la especialidad de Seguridad en el Trabajo.

Como Director del despacho MAP & ASOCIADOS, asesora a empresas, particulares, e instituciones, ya que cuenta con una amplia experiencia en el Derecho Civil, Laboral, Mercantil y Fiscal, a la vez que en todo lo relativo a Tráfico y Responsabilidad Civil, así como en el ámbito societario, financiero y del mercado de valores. Interviene en fusiones, adquisiciones, y financiación de proyectos, aconsejando a la par en planificaciones fiscales. Además media en el asesoramiento y constitución de sociedades deportivas, así como de clubes tanto elementales como básicos de ámbito deportivo.

Miguel Ángel Pérez desde MAP & ASOCIADOS, pone al servicio de sus clientes la experiencia y capacidad de los profesionales que componen su plantilla (Abogados, Graduados Sociales, Economistas, etc.), proporcionando un trato meticuloso tanto en el área dedicada a la Empresa en lo relativo a la consultoría fiscal, laboral, contable, etc. así como en el ámbito jurídico en cualquiera de las Áreas del Derecho, contando con expertos Economistas y Abogados colegiados.
Etiquetas

Articulos por meses