Reducción de jornada por Cuidado de Familiares

La Reducción de jornada por cuidado de Familiares, constituye un derecho individual de los trabajadores (hombres y mujeres) y se encuentra regulado en el Estatuto de Los Trabajadores, donde en su artículo 37.5 establece que “quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de 12 años o a una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo, con disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de duración de aquélla.

Tendrá el mismo derecho quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por si mismo y que no desempeñe actividad retribuida.

La reducción de jornada contemplada en el presente apartado constituye un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa”.

En lo referido a la duración de esta reducción, se establece la duración máxima para el cuidado de menores, en los otros supuestos no marca ninguna duración.

Puede simultanearse al permiso de lactancia y al de lactancia acumulada, la legislación laboral no limita el disfrute simultáneo de ambos permisos. Además existen sentencias de los Tribunales de justicia que reconocen expresamente que ambos permisos son distintos y acumulables.

La reducción de jornada no tendrá ninguna penalización económica, ni reducción alguna más que la proporcional en relación con la reducción. Si se disfruta una reducción de jornada en un octavo, el salario se reduce proporcionalmente en un octavo.

En lo relativo a la fijación de horario de la reducción, es el trabajador/trabajadora quien tiene la facultad de decidir la concreción horaria y la determinación del periodo de disfrute de la reducción de jornada por cuidado de familiares, si bien la norma marca que debe establecerse dentro de la jornada ordinaria de trabajo. En el supuesto que no exista acuerdo entre la empresa y la trabajadora sobre la concreción horaria o la determinación del periodo de disfrute del permiso, se puede presentar una demanda ante los Juzgados de lo Social para que reconozcan el ejercicio de este permiso, a través de un procedimiento específico para estas reclamaciones previsto en la Ley de Procedimiento Laboral.

La ley no exige forma escrita, pero por razones de seguridad jurídica para el trabajador, es conveniente que la petición de la reducción de jornada se haga siempre por escrito. Debe constar la fecha de inicio de la reducción, el horario de trabajo propuesto como consecuencia de la reducción de jornada y la duración de la reducción. La ley no marca ningún plazo de antelación para comunicar la solicitud de la reducción de jornada, en cambio si obliga al trabajador a preavisar al empresario con 15 días de antelación la fecha en que se reincorporará a la jornada ordinaria.

En lo referido a las cotizaciones, durante los primeros 24 meses de reducción de jornada por cuidado de menor, las cotizaciones se computan incrementadas hasta el 100 por 100 de la cuantía que hubiera correspondido si se hubiera mantenido sin dicha reducción la jornada de trabajo a efectos de las prestaciones de la Seguridad Social.

En caso de despido, sería considerado nulo por vulneración de derechos fundamentales.

Podemos ayudarte en todos los asuntos relacionados con la familia: desde adopción, hasta separaciones.

Otros artículos

Cargando…

Comments are closed.

Miguel Ángel Pérez Villegas


Miguel Ángel Pérez es Abogado en ejercicio del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, Graduado Social en ejercicio del Ilustre Colegio de Graduados Sociales de Madrid, y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en la especialidad de Seguridad en el Trabajo.

Como Director del despacho MAP & ASOCIADOS, asesora a empresas, particulares, e instituciones, ya que cuenta con una amplia experiencia en el Derecho Civil, Laboral, Mercantil y Fiscal, a la vez que en todo lo relativo a Tráfico y Responsabilidad Civil, así como en el ámbito societario, financiero y del mercado de valores. Interviene en fusiones, adquisiciones, y financiación de proyectos, aconsejando a la par en planificaciones fiscales. Además media en el asesoramiento y constitución de sociedades deportivas, así como de clubes tanto elementales como básicos de ámbito deportivo.

Miguel Ángel Pérez desde MAP & ASOCIADOS, pone al servicio de sus clientes la experiencia y capacidad de los profesionales que componen su plantilla (Abogados, Graduados Sociales, Economistas, etc.), proporcionando un trato meticuloso tanto en el área dedicada a la Empresa en lo relativo a la consultoría fiscal, laboral, contable, etc. así como en el ámbito jurídico en cualquiera de las Áreas del Derecho, contando con expertos Economistas y Abogados colegiados.
Etiquetas

Articulos por meses