incapacidad temporal

Baja por enfermedad: ¿puedes trasladar las vacaciones?

Parece que sí, según lo entendió la justicia comunitaria.

Un fallo de la Corte de la Unión Europea dictaminó que un trabajador que se ausenta por incapacidad temporal puede reclamar y tomarse luego, cuando retorna al trabajo, las vacaciones que le correspondan, aunque su empleador haya decidido que no debe tomarlas en ese momento.

Así lo señala una sentencia del Tribunal de Justicia de Sala Primera de la UE, en la que se resuelve que un trabajador puede tomarse los días libres remunerados que le correspondían luego de haber estado de baja temporal por un accidente de trabajo.

Los jueces comunitarios resolvieron así una demanda que interpuso un trabajador contra su empleador, Madrid Movilidad. La empresa se había negado brindar al empleado los días libres que tenía acumulados para el período que él había solicitado (noviembre).

La compañía había dispuesto que las vacaciones estivales fueran entre el 16 de julio y el 14 de agosto. En esas fechas, coincidió que el trabajador estuvo de baja médica por un accidente laboral. Por esta razón, el demandante había solicitado pasar sus días libres entre noviembre y diciembre, pero la compañía se negó.

El Tribunal de Justicia asegura en su sentencia: “todos los trabajadores disponen de un período de, al menos, cuatro semanas de vacaciones anuales retribuidas” pero observa que si el empleado no desea hacer coincidir baja temporal con vacaciones puede solicitar otro período distinto de receso, aunque caiga fuera de las fechas establecidas por la empresa.

Contacte con nuestro equipo de expertos y transládele sus custiones sobre custiones laborales.

Prevención de riesgos laborales para pequeñas empresas

Uno de los ítems más caros para un empresario pequeño es cargar con los costes de, por ejemplo, un accidente laboral. En este sentido, los empresarios están obligados a cumplir distintas normativas respecto de la seguridad, higiene y prevención de riesgos en el lugar de trabajo, como indica la ley 31/1995.

Algunos comercios y microempresas, por ejemplo una tintorería, deben además cumplimentar aspectos de seguridad de sus empleados: por ejemplo, en la manipulación de agentes químicos.

Para hacer una evaluación sencilla de tu PYME y saber en qué situación te encuentras respecto de los riesgos laborales, puedes probar Evalua-T, una herramienta online para cumplir tus obligaciones en materia preventiva (excepto la vigilacia de la salud).

Esta herramienta es gratuita y está pensada para empresas con menos de 10 empleados. Tú mismo harás una evaluación de riesgos asociados a tu negocio.

En la herramienta se enseña a detectar los riesgos, armar un plan preventivo e identificar las líneas de acción respecto de qué hacer ante un accidente.

Si quieres leer más sobre seguridad en el trabajo, puedes recorrer la web de la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo.

Además, siempre puedes contar con el respaldo de nuestros expertos en materia de asesoría laboral.

Incapacidad temporal por gripe A

La laguna jurídica sobre las prestaciones laborales para empleados enviados a casa por la influenza A se ha solucionado en parte: la normativa se ha adaptado para considerarlos en situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común.

Esto significa que esos trabajadores, aislados preventivamente, están protegidos por la Seguridad Social y tendrán acceso a sus correspondientes prestaciones.

La Dirección General de Salud Pública y Sanidad Exterior del Ministerio de Sanidad y Política Social ha planteado la necesidad de resolver la situación a la Seguridad Social hasta que se pueda saber con efectividad si están o no efectivamente perjudicados por el virus H1N1.

Es evidente que estos trabajadores no están afectados, en sentido estricto, por un accidente o por una enfermedad, pero, por otra parte, deben estar vigilados y recibir  asistencia sanitaria, por lo que están incapacitados para el trabajo.

Este cambio de normativa se aplica a todas las situaciones de aislamiento preventivo producidas desde la detección de la gripe A.

Consúltenos cualquier duda del ámbito laboral.

Subsidio para padres de hijos con enfermedades graves

El pleno del Congreso evaluará una enmienda en la ley de Presupuestos Generales del Estado para que los progenitores de niños menores con enfermedades graves (como el cáncer, por ejemplo) tendrán una prestación extra mientras el menor esté en tratamiento u hospitalizado. Esta modificación legal está pensada para familias en donde ambos padres trabajan y, de aprobarse, entraría en vigor en 2011.

El objetivo es que uno de los padres reduzca la jornada laboral para acompañar a su hijo; en ese caso, la Seguridad Social abonará el equivalente al 100 por cien de la base reguladora por incapacidad temporal . Si, por la gravedad de la patología, el progenitor debe reducir aún más la jornada laboral, este subsidio será proporcional a esa reducción.

¿Quiénes tendrán acceso al subsidio?

Trabajadores en situación de alta o similar, que sean padres de menores de 18 años.

En la misma situación, padres adoptivos que tengan empleo (ambos).

“El Congreso de los Diputados ya aprobó por unanimidad una proposición no de ley, registrada por CiU, en la que pedían al Gobierno que emprendiera las modificaciones legales pertinentes para que los padres en esta situación pudieran optar a una baja laboral retribuida para el cuidado de sus hijos enfermos”, señala la agencia de noticias Europa Press.

IRPF: qué pagas por tu pensión

Las pensiones contributivas (aquellas que perciben los mayores cuando han cotizado los años pedidos por la normativa) pueden tener descuentos si exceden determinado monto.

En efecto, quienes trabajan y cotizan a la seguridad social, una vez jubilados, dependerán del monto de su ingreso si pagan o no el Impuesto a la Renta a las Personas Físicas (IRPF).

“Los beneficiarios de pensiones en su modalidad contributiva, que no perciban ingresos de capital o de trabajo personal o que, percibiéndolos, no excedan de la cuantía que anualmente establezca la correspondiente LPGE (6.923,90 euros anuales para 2010), tendrán derecho a percibir los complementos necesarios para alcanzar la cuantía mínima de las pensiones”, señala la Seguridad Social.

Esta cuantía para el impuesto depende también de tus circunstancias, por ejemplo, si tienes familiares a cargo o no.

Para el cálculo de la base anual de la pensión, determinante del tipo impositivo del IRPF, se cuenta el importe de las pagas que le corresponden, incluso las extraordinarias.

Quiénes están exentos

Algunos pensionistas no pagarán IRPF. Son estos casos:

• Pensionistas que cobren por incapacidad permanente siempre que la lesión o enfermedad que lo inhabilitara por completo para toda profesión u oficio.

• Los que cobran pensiones de orfandad, según la Ley 46/2002.

• Las pensiones derivadas de actos de terrorismo tampoco pagan este impuesto.

• Prestación familiar por hijo a cargo.

Los titulares de prestaciones residentes en el extranjero no deben indicar sus circunstancias personales y familiares, ya que no se van a tener en cuenta a efectos de la retención del IRPF .

Si necesitas ayuda, puedes acudir a nuestros asesores con tu caso. No olvides informarnos años de cotización, ingresos y demás datos importantes para el cálculo del pago del IRPF.

Aquí puedes consultar los beneficios y otros detalles de la jubilación.

La incapacidad temporal: dudas frecuentes

Todos los trabajadores afiliados al alta o similar tienen cubierta la asistencia sanitaria y una prestación económica del Estado cuando, por un accidente o enfermedad profesional, no pueden trabajar temporalmente. A esto se llama incapacidad temporal o IT.

¿Qué pasa si trabajas a tiempo parcial? Pues también te corresponde: en este caso se cuentan las cotizaciones por las horas que tú trabajas, incluso las extraordinarias. Estas horas se dividen por cinco.

Si tienes pluriempleo (por ejemplo, dos trabajos a tiempo parcial), se suman los días teóricos de cotización de cada actividad, aunque las cuentas son un poco màs complejas.

La parte de asistencia sanitaria también incluye a tu cónyuge, si esta persona no tiene empleo.

¿Y si se termina tu contrato mientras estás con IT?

Seguirás percibiendo la prestación en cuantía igual al subsidio de paro, hasta que se termine el tiempo de tu IT. Allí entonces, podrás acceder a cobrar el paro si reúnes los requisitos necesarios.

¿Y si comienzas a percibir la pensión de jubilación justo cuando estás con la IT?

En este caso, son incompatibles y se da la baja a la IT para que puedas comenzar a cobrar la jubilación.

No trabajo ni cotizo, ¿podré tener pensión?

Si se acerca la edad para jubilarte o retirarte de la vida activa, pero no has cotizado ni alcanzas los requisitos, debes leer esta nota.

La Seguridad Social prevé dos prestaciones básicas: las contributivas (para quienes cotizan) y las no contributivas (para los que no les alcanza la cotización o no han podido hacerlo). Esta incluye una prestación médica, farmacéutica y complementaria.

Si no cotizo ni trabajo, ¿qué me corresponde?

En este caso, puedes acceder a una pensión no contributiva. Tu renta debe ser menos de 4598 euros anuales. Varias de estas prestaciones son incompatibles entre sí y con el resto las ayudas asistenciales (por ejemplo, la prestación del paro).

Hay varias pensiones no contributivas: por ejemplo, la de orfandad, la de invalidez. En este último caso la pueden solicitar los menores de 65 años que tienen una discapacidad de al menos 65%, entre otras condiciones.

Existe también la pensión de jubilación no contributiva: es el caso de los mayores de 65 que no alcanzan los mínimos de cotización. Tanto esta pensión como las otras se calculan en función de la renta personal o de la unidad de convivencia. El máximo de la prestación es 328 euros, salvo casos de discapacidad casi total.

Aquí puedes leer un poco más.

El asunto es complejo. Si quieres puedes contactarte con nosotros y te asesoraremos. Somos especialistas en derecho y asesoría laboral, tanto para empresas y autónomos como para cuestiones cotidianas como el alta de empleados del hogar en la Seguridad Social.

Autónomos: ¿qué protección trae la nueva ley?

Finalmente, se sancionó la protección para los parados autónomos. Aquí te contamos los aspectos más relevantes de la ley.

¿Quiénes acceden a la prestación por paro?

Los que estén inscriptos en Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar en las condiciones descritas en el siguiente artículo. Deben estar sin trabajo, de manera definitiva o temporal. Es decir, quienes demuestren que por distintas razones, no tienen manera de continuar su empleo.

Por ejemplo, un autónomo que tenga ejecuciones judiciales por deudas que impliquen al menos el 40% de los ingresos de la actividad del trabajador autónomo correspondientes al ejercicio económico inmediatamente anterior.

Otra situación que puede dar lugar al cobro de la prestación es, por ejemplo, por divorcio o acuerdo de separación matrimonial. Supongamos que tú eres autónomo y trabajas para tu suegro en un negocio o servicio. Al separarte, tu suegro te pide que dejes de ayudar o trabajar con él. En este caso, tú tienes derecho a cobrar el paro, siempre que demuestres ante la justicia los trámites de separación o divorcio.

Otro caso: eres un profesional (por ejemplo, un arquitecto, un programador informático) y trabajas autónomamente. Te contrata una empresa para un proyecto y lo interrumpe antes de cumplirse las condiciones contractuales. En este caso, también te corresponde cobrar el paro, siempre y cuando demuestres que este proyecto era todo lo que tenías como empleo.

Además, recuerda: debes haber cotizado en el régimen autónomo al menos 48 meses antes de cobrar el paro y de esos, 12 meses deben haber sido continuados. No puedes estar en la edad mínima para la pensión de jubilación

¿En qué consiste la prestación?

Cobrarás un paro por 12 meses quienes hayan cotizado más de 48 meses, mientras que el plazo se reducirá a 8 meses para quienes tengan un período de cotización de entre 43 y 47 meses.

Por ejemplo, si tú has cotizado sin interrupciones durante 24 meses (dos años), te corresponderán cuatro meses de paro, cuya cuantía se calcula en función de tu cotización.

¿Qué pasa si soy autónomo y quedo sin empleo mientras estoy de licencia por maternidad?

En este caso, como en los casos de incapacidad temporal o paternidad, el autónomo tiene derecho a disfrutar los beneficios de la prestación por incapacidad temporal (o maternidad o paternidad, según sea), en la misma cuantía que la prestación por cese de actividad, hasta que la misma se extinga en cuyo momento pasará a percibir, siempre que reúna los requisitos legalmente establecidos, la prestación económica por cese de actividad que le corresponda.

¿Y si soy madre/ padre cuando estoy cobrando el paro?

En este caso, siempre que reúnas todos los requisitos de la ley, comienzas a cobrar la prestación correspondiente por maternidad o paternidad. Cuando se extingue esta prestación por maternidad, por ejemplo, volverás a cobrar el paro por autónomo.

Puedes consultar la ley publicada aquí por más consultas.

Si quieres saber las bases mínimas de cotización en el régimen autónomo, puedes chequear esta tabla.

Si necesitas más información, puedes contactar con el equipo de expertos asesores de MAP & Asociados, que te asesorará en materia laboral, fiscal, contable o mercantil.

Despido objetivo: los cambios de la reforma laboral

Ahora que la Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la reforma con enmiendas, hay novedades en las causas que justifican el despido objetivo.

Según los sindicatos, estas enmiendas “acaban con la democracia en las empresas, aumentando el poder unilateral del empresario y dejando al trabajador sin garantías ni tutelas”, según el secretario general de CCOO de Cataluña, Joan Carles Gallegos a la agencia Europa Press.

Por ejemplo: un trabajador percibirá una indemnización de 20 días (mucho menos) por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”. Es decir, si tu compañía expresa pérdidas “actuales o previstas”, podría ser causa de tu despido.

También se aprobaron reformas en el absentismo laboral. Podrán dejarte sin empleo si faltas al trabajo de manera intermitente, aún justificada, que represente el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año, en tanto que el absentismo de la plantilla sea superior al 3%.

Otra de las enmiendas contempla más poder para los inspectores de Seguridad Social sobre las personas con incapacidad temporal. Estos inspectores podrán podrán emitir un alta médica y serán los únicos que emitirán una nueva baja médica si la incapacidad ocurre en un plazo de 180 días siguientes y deriva de la misma o parecida enfermedad. Es decir, los inspectores decidirán si te corresponde extender la licencia por incapacidad temporal o si debes volver al trabajo.

Si tiene cualquier duda o necesita asesoramiento laboral, fiscal, contable o mercantil, contacte con nuestro equipo de consultores-asesores.

Subsidio de desempleo para autónomos: cuánto debes cotizar

Mientras España ajusta el cinturón en otros aspectos, ayer Diputados aprobó una reforma al Estatuto de los Trabajadores Autónomos, que incorpora una prestación por “cese involuntario de actividad” por 12 meses.

El proyecto de ley, enviado por el Gobierno, prevé un sistema voluntario y mixto, que permitirá a los autónomos económicamente dependientes acceder a esta prestación, que será el 70% de su base de cotización.

Para esto, el autónomo deberá cotizar al menos un año. Si cumple un año, el subsidio será de dos meses.

Si por ejemplo, tú cotizas unos 841,80 euros mensuales, la prestación será de 589 euros. Si tienes hijos, se eleva esta ayuda. Según esta misma base, si tú reúnes unos 841 euros, pagarás mínimo mensualmente 14,31 euros para cubrir esta nueva protección social.

Recuerda que la Seguridad Social obliga al trabajador autónomo a cotizar desde el primer día del mes en que inicia su actividad. Esto rige incluso durante las situaciones de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural, periodos de descanso por maternidad o paternidad. “La obligación termina el último día del mes en que el trabajador finaliza su actividad por cuenta propia, siempre y cuando comunique su baja dentro de plazo”, señala el Ministerio de Trabajo.

Con este proyecto (que aún debe ser aprobado por el Senado), se eleva la base de cotización del 1,8% al 2,2%, que incluye las cuotas por contingencias comunes y por accidentes de trabajo.

No todos los autónomos podrán acceder, primero, porque es voluntario. Segundo, quienes sí están incluidos son los trabajadores autónomos económicamente dependientes, y los trabajadores autónomos que estén en actividades profesionales con un mayor riesgo de siniestralidad (estas serán definidas en el seno de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo).

También: quienes elijan voluntariamente cotizar por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Para saber más sobre empleo autónomo, puedes revisar la Organización de Profesionales y Autónomos (OPA).

Para leer lo que aprobaron los Diputados, pincha aquí.

Miguel Ángel Pérez Villegas


Miguel Ángel Pérez es Abogado en ejercicio del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, Graduado Social en ejercicio del Ilustre Colegio de Graduados Sociales de Madrid, y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en la especialidad de Seguridad en el Trabajo.

Como Director del despacho MAP & ASOCIADOS, asesora a empresas, particulares, e instituciones, ya que cuenta con una amplia experiencia en el Derecho Civil, Laboral, Mercantil y Fiscal, a la vez que en todo lo relativo a Tráfico y Responsabilidad Civil, así como en el ámbito societario, financiero y del mercado de valores. Interviene en fusiones, adquisiciones, y financiación de proyectos, aconsejando a la par en planificaciones fiscales. Además media en el asesoramiento y constitución de sociedades deportivas, así como de clubes tanto elementales como básicos de ámbito deportivo.

Miguel Ángel Pérez desde MAP & ASOCIADOS, pone al servicio de sus clientes la experiencia y capacidad de los profesionales que componen su plantilla (Abogados, Graduados Sociales, Economistas, etc.), proporcionando un trato meticuloso tanto en el área dedicada a la Empresa en lo relativo a la consultoría fiscal, laboral, contable, etc. así como en el ámbito jurídico en cualquiera de las Áreas del Derecho, contando con expertos Economistas y Abogados colegiados.
Etiquetas

Articulos por meses