pension

Cinco tips para conseguir financiación

¿Necesitas dinero para conseguirte un coche, pagar una cuota de un  viaje o comprar insumos para montar tu emprendimiento? Pues hay varias opciones de financiación para considerar.

Primero deberás definir qué tipo de ayuda financiera necesitas. No es lo mismo un crédito que un préstamo. Habíamos hablado en este blog sobre esta diferencia, en relación con las viviendas.

En general, los bancos tienen demasiados requisitos y cobran altos intereses para cederte dinero.

En este contexto, una vez definido el tipo de ayuda que requieres, tendrás que revisar tu situación crediticia (es lo que evaluará el banco). ¿Tienes trabajo? ¿Cuál es tu salario? ¿Tienes solicitud de préstamos en otra entidad? ¿Apareces como moroso o deudor? Huelga recordar la dificultad que supone estar en listas de morosos a la hora de solicitar un préstamo. Si es tu caso, en MAP y Asociados podemos ayudarte a salir de estas listas.

Si no reúnes las condiciones o te resulta cara la tasa de interés ofrecida por la entidad, puedes volcarte a buscar el dinero en otra parte. Y ese el tercer tip: puedes acudir a otras fuentes financieras, como prestamistas privados, créditos de tu empresa –si eres un trabajador en relación de dependencia- e incluso utilizar el acumulado de una póliza de seguros (por ejemplo, si tienes un seguro de vida).

Todas estas variantes están más que bien explicadas en esta nota de la revista Consumer. Incluso, te advierten sobre las estafas.

El cuarto tip tiene que ver con otra variante que crece en tiempos de crisis: los préstamos preconcedidos. En general sirven para operaciones menos onerosas, como pagar un viaje o comprar un electrodoméstico. Aquí también te consultarán si tienes trabajo (para ver tu solvencia), si operas financieramente (por ejemplo, si tienes una cuenta corriente o caja de ahorros). Son créditos líquidos pero normalmente caros.

Está bien explicado en esta otra nota de Consumer.

El quinto tip vale para cualquier tipo de financiación: no realices operaciones cómo éstas por internet ni con personas que te inspiran desconfianza: si vas a solicitar un préstamo, olvídate del “depósito inicial para gastos administrativos” que suelen pedir los estafadores. Es una treta común, sobre todo en los créditos prendarios y adjudicación de planes para comprar automóviles.

Cómo calcular la pensión alimenticia tras un divorcio

Desde que se instauró en nuestro país el divorcio express, las controversias judiciales tras una separación o divorcio se han centrado en cómo calcular la cuota de alimentos que percibirán los hijos menores.

En general, la pensión por alimentos “puede alcanzar hasta el 30% de los ingresos del progenitor que deba pagarla”, refiere un artículo de la revista Consumer.

El juez determina, en función de tu salario, trabajo y demás cuestiones, la cuantía de la pensión, que incluirá gastos de alimentos, vivienda, vestimenta, escolaridad, entre otros.

Te recomendamos consultar a un abogado especializado un con tu caso específico.

¿Qué pasa con las pensiones en caso de custodia compartida?

En líneas generales, se pretende que las padres separados se hagan cargo del 50 por ciento de los gastos de los hijos.

¿Qué pasa si mi ex no paga la pensión?

Te has separado y el juez ha determinado que tu ex se haga cargo de la pensión de los niños. Resulta que él (o ella) no paga(n). ¿Qué haces?

Puedes acudir al Estado. Con la reforma de la ley de divorcio se creó el Fondo de Garantía de Impago de Pensiones Alimenticias: si un progenitor no paga el alimento como ordenó el juez, el Estado se hace cargo de estos gastos.

Esa ayuda es de 100 euros mensuales por hijo durante un tiempo máximo de 18 meses. Sólo te la darán cuando haya una constancia del juzgado de familia que demuestra que tu ex no ha pagado y tú has agotado la vía de ejecución.

Recuerdale a tu ex: dejar de pagar durante dos meses consecutivos está penado por la ley.

Por último, te dejamos unos links de asociaciones de padres divorciados o separados, como esta de Asturias, o esta Federación, que nuclea a muchas asociaciones de mujeres. Todas estas ONG dan mucha información sobre estas temáticas y además, en algunos casos, organizan actividades de contención.

Divorcio, separación legal, divorcio express ¿Qué te conviene?

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de España, se produjeron 12 rupturas por día durante 2008.

Con la crisis, las rupturas descendieron, pero según se va saliendo de la misma, parece que vuelve a repuntar la formalización de divorcios.

Si estás pensando en una ruptura, debes conocer la ley y las distintas variantes que existen para que un matrimonio deje de funcionar como tal (al menos, legalmente).

La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil modernizó un poco el asunto, ya que no necesitas pasar por una separación previa para pedir un divorcio; sin embargo, deberás tener en cuenta dos aspectos: la patria potestad de los hijos y la separación de bienes (sobre todo, la vivienda familiar).

En este sentido, en cualquier situación te convendrá un divorcio de mutuo acuerdo, también llamado divorcio de acuerdo entre partes. La separación legal sólo tiene un efecto de ruptura, pero no extingue el vínculo; esto implica, por ejemplo, que no te permite contraer matrimonio con una nueva pareja. Sí, en cambio, te independiza con respecto a la gestión del patrimonio o de los bienes.

Ahora bien, ¿en qué consiste el (mal llamado) divorcio express? En que te pongas de acuerdo con la otra parte para acelerar los trámites. No obstante, la Justicia tiene sus tiempos y algunos plazos no se podrán acortar. Con la nueva ley, una vez pasados sólo tres meses del matrimonio puedes solicitar la separación legal o directamente el divorcio, pero nada más.

Otro tema será el de los hijos y la patria potestad. Según la legislación, “los padres podrán acordar en el convenio regulador o el Juez podrá decidir, en beneficio de los hijos, que la patria potestad sea ejercida total o parcialmente por unos de los cónyuges”. Este punto es bastante polémico, ya que en el 90% de los casos la patria potestad es compartida pero la custodia queda en manos de la madre, junto con la vivienda familiar. La Comunitat Valenciana, junto con Cataluña, luchan por reformar este punto, que está bien explicado en este blog de la Asociación Española de Padres con Custodia de hijos.

Por el momento, la normativa estatal establece que “se acordará el ejercicio compartido de la guarda y custodia de los hijos cuando así lo soliciten los padres en la propuesta de convenio regulador o cuando ambos lleguen a este acuerdo en el transcurso del procedimiento. El Juez, al acordar la guarda conjunta y tras fundamentar su resolución, adoptará las cautelas procedentes para el eficaz cumplimiento del régimen de guarda establecido, procurando no separar a los hermanos”.

Esto implica que, aun cuando la ruptura no sea de los mejores términos, te aconsejamos armar un convenio modelo de la custodia de tus hijos, que llevarás ante el juez.

Otro de los puntos polémicos es la vivienda familiar. El artículo 97 de la ley prevé una compensación para el cónyuge que quede peor económicamente. Fíjate: “El cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico […] tendrá derecho a una compensación que podrá consistir en una pensión temporal o por tiempo indefinido, o en una prestación única, según se determine en el convenio regulador o en la sentencia”.

Por esta razón, si tú intención es romper con tu esposo o esposa para siempre, inicia un divorcio, en lo posible, de común acuerdo.

Pensión mínima: quiénes y cuánto cobrarán

El Gobierno determinó un aumento del 1,3% en las pensiones mínimas, ya que la inflación fue mayor a la estimada a principios de 2010.

Es un pequeño avance: recordemos que la famosa revalorización para pensionistas había quedado suspendida para 2011 por el Decreto-Ley 8/2010, de 20 de mayo (BOE 24/05), “excepto para las pensiones mínimas del Sistema de la Seguridad Social, las pensiones del extinguido SOVI no concurrentes y las pensiones no contributivas”, indica un comunicado de la Seguridad Social.

No obstante, habrá una compensación por la diferencia en la estimación de inflación que se hizo en el año. Habrá una paga antes de abril 2011.

¿Quiénes cobran la revalorización?

Los pensionistas de la mínima, o los que tienen pensiones no contributivas, por ejemplo. Es decir, quienes quedan fuera la suspensión del decreto.

¿Cuánto percibirán?

Tendrán un monto equivalente a la diferencia entre la pensión percibida en 2010 y la que hubiere correspondido de haber aplicado al importe de la pensión vigente a 31-12-2009 el incremento real experimentado por el IPC en el período de noviembre/2009 a noviembre/2010. (Es decir, por la revalorización a 2,3% del IPC, que era el previsto).

La mínima sin cónyuge a cargo será de 601,40 euros. Los jubilados menores de 65 años sin cónyuge a su cargo percibirán 562,50 euros al mes.

¿Necesitas ayuda para recalcular tu pensión? Consulta con nuestros asesores. Te ayudarán en cualquier aspecto laboral o jurídico que necesites.

Deducciones de IRPF según cada región

¿Sabías que además la deducción por maternidad y el cobro del paro hay otras maneras de recuperar parte de lo que pagas como impuesto?

Sí, en efecto, cuando pagas IRPF puedes deducir varios ítems, no sólo, por ejemplo, la indemnización por despido por un ERE.

En Aragón, por ejemplo, puedes descontar 600 euros del IRPF si tramitas la adopción internacional o si efectúas una donación a una entidad ecológica (en este caso, se descuenta 15% de lo que pagas como base imponible).

En Asturias te deducen 300 euros si constituyes una familia monoparental. En Islas Baleares tienes una deducción de hasta 1500 euros por gastos de determinados estudios cursados por descendientes menores de 25 años fuera de la isla de residencia.

Cataluña descuenta del pago de tu IRPF entre 150 y 300 euros a los contribuyentes que quedan viudos. Galicia te deduce hasta un 30% de lo que deberías abonar si instalas Internet en tu hogar.

Te recomendamos indagar bien en tu ayuntamiento para conocer todos los beneficios fiscales que puedes obtener en tu localidad. Y hablando de ayuntamientos, si has vendido una vivienda con pérdidas en los últimos cuatro años, te recordamos la posibidad de reclamar la plusvalía municipal para ventas en pérdidas.

IRPF: qué pagas por tu pensión

Las pensiones contributivas (aquellas que perciben los mayores cuando han cotizado los años pedidos por la normativa) pueden tener descuentos si exceden determinado monto.

En efecto, quienes trabajan y cotizan a la seguridad social, una vez jubilados, dependerán del monto de su ingreso si pagan o no el Impuesto a la Renta a las Personas Físicas (IRPF).

“Los beneficiarios de pensiones en su modalidad contributiva, que no perciban ingresos de capital o de trabajo personal o que, percibiéndolos, no excedan de la cuantía que anualmente establezca la correspondiente LPGE (6.923,90 euros anuales para 2010), tendrán derecho a percibir los complementos necesarios para alcanzar la cuantía mínima de las pensiones”, señala la Seguridad Social.

Esta cuantía para el impuesto depende también de tus circunstancias, por ejemplo, si tienes familiares a cargo o no.

Para el cálculo de la base anual de la pensión, determinante del tipo impositivo del IRPF, se cuenta el importe de las pagas que le corresponden, incluso las extraordinarias.

Quiénes están exentos

Algunos pensionistas no pagarán IRPF. Son estos casos:

• Pensionistas que cobren por incapacidad permanente siempre que la lesión o enfermedad que lo inhabilitara por completo para toda profesión u oficio.

• Los que cobran pensiones de orfandad, según la Ley 46/2002.

• Las pensiones derivadas de actos de terrorismo tampoco pagan este impuesto.

• Prestación familiar por hijo a cargo.

Los titulares de prestaciones residentes en el extranjero no deben indicar sus circunstancias personales y familiares, ya que no se van a tener en cuenta a efectos de la retención del IRPF .

Si necesitas ayuda, puedes acudir a nuestros asesores con tu caso. No olvides informarnos años de cotización, ingresos y demás datos importantes para el cálculo del pago del IRPF.

Aquí puedes consultar los beneficios y otros detalles de la jubilación.

Contratos de relevo: lo que debes saber

Este tipo de contrato es bastante común, ya que se utiliza con personas desempleadas que ocupan el puesto de un trabajador que accede a la jubilación parcial.

Si tienes un empleo de relevo, debes saber:

-Que el contrato puede ser indefinido o por el tiempo que le reste al otro trabajador para jubilarse.

-Que debe constar todo por escrito, incluidos tu nombre completo, DNI, horas de trabajo, tareas que desarrollarás.

-Que la jornada que puedes cumplir puede ser completa o parcial. Incluso las tareas del relevista pueden ser distintas a las que hacía el trabajador jubilado parcialmente, siempre y cuando estén expresas en el contrato.

-Que tienes asistencia sanitaria asegurada, aún cuando el empleador incumpla su parte en la Seguridad Social.

Si necesitas más información, MAP & Asociados pone a tu disposición su equipo de expertos consultores, que podrán asesorar a tu empresa en los ámbitos laboral, fiscal, contable o mercantil.

La incapacidad temporal: dudas frecuentes

Todos los trabajadores afiliados al alta o similar tienen cubierta la asistencia sanitaria y una prestación económica del Estado cuando, por un accidente o enfermedad profesional, no pueden trabajar temporalmente. A esto se llama incapacidad temporal o IT.

¿Qué pasa si trabajas a tiempo parcial? Pues también te corresponde: en este caso se cuentan las cotizaciones por las horas que tú trabajas, incluso las extraordinarias. Estas horas se dividen por cinco.

Si tienes pluriempleo (por ejemplo, dos trabajos a tiempo parcial), se suman los días teóricos de cotización de cada actividad, aunque las cuentas son un poco màs complejas.

La parte de asistencia sanitaria también incluye a tu cónyuge, si esta persona no tiene empleo.

¿Y si se termina tu contrato mientras estás con IT?

Seguirás percibiendo la prestación en cuantía igual al subsidio de paro, hasta que se termine el tiempo de tu IT. Allí entonces, podrás acceder a cobrar el paro si reúnes los requisitos necesarios.

¿Y si comienzas a percibir la pensión de jubilación justo cuando estás con la IT?

En este caso, son incompatibles y se da la baja a la IT para que puedas comenzar a cobrar la jubilación.

Herencia: lo importante sobre el impuesto sobre sucesiones

Hemos hablado en este blog sobre las herencias y los testamentos. Ahora nos enfocaremos en los herederos. Si eres beneficiado con una herencia, para cobrarla deberás pagar el impuesto sobre las sucesiones y donaciones. Esta tasa es obligatoria y varía en función de cada comunidad autónoma.

¿Dónde aplica este impuesto?

El impuesto grava bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio. Esta herencia o donación puede ser porque haya fallecido el causante o puede hacerse en vida (inter vivos). También son considerados legados los seguros de vida, cuando el contratante sea distinto al beneficiario.

Por esta razón, pagan este impuesto los herederos y los receptores de donaciones, además de los beneficiarios de seguros de vida.

¿Cuál es la base imponible para este impuesto?

En general, es el valor neto de la adquisición individual de cada causahabiente, esto es: el valor real de los bienes y derechos menos las cargas y deudas que fueren deducibles.

¿Qué deudas se pueden deducir?

Por ejemplo los censos y las pensiones. Incluso los gastos de sepelio. No se incluyen las hipotecas ni las prendas, porque éstas no disminuyen el valor del bien. Si tú eres heredero, puedes descontar también las deudas que la persona fallecida tuviera por el pago de tributos o por deudas con la Seguridad Social, incluyendo a las que se tuviera que pagar después del fallecimiento.

Una vez descontadas esas cargas y gastos obtendrás el importe sobre el que tendrás que tributar.

¿Puedo descontar lo que pago de IRPF?

Sí, constituye una deuda deducible del Impuesto sobre Sucesiones, es decir, puedes recuperar una parte de la cuota del IRPF a través de la deducción del gasto en el ISD.

Si quieres leer más, puedes pinchar aquí y ver la ley que establece el impuesto.

Además, puedes descargar el formulario desde la Agencia Tributaria de la AEAT sobre este impuesto, que debes completar y presentar ante Hacienda en caso de ser heredero o beneficiario de una herencia o donación. Es complejo, por eso te sugerimos contactarte con nuestros asesores fiscales. Contamos con auténticos expertos en materia de herencias y sucesiones.

No trabajo ni cotizo, ¿podré tener pensión?

Si se acerca la edad para jubilarte o retirarte de la vida activa, pero no has cotizado ni alcanzas los requisitos, debes leer esta nota.

La Seguridad Social prevé dos prestaciones básicas: las contributivas (para quienes cotizan) y las no contributivas (para los que no les alcanza la cotización o no han podido hacerlo). Esta incluye una prestación médica, farmacéutica y complementaria.

Si no cotizo ni trabajo, ¿qué me corresponde?

En este caso, puedes acceder a una pensión no contributiva. Tu renta debe ser menos de 4598 euros anuales. Varias de estas prestaciones son incompatibles entre sí y con el resto las ayudas asistenciales (por ejemplo, la prestación del paro).

Hay varias pensiones no contributivas: por ejemplo, la de orfandad, la de invalidez. En este último caso la pueden solicitar los menores de 65 años que tienen una discapacidad de al menos 65%, entre otras condiciones.

Existe también la pensión de jubilación no contributiva: es el caso de los mayores de 65 que no alcanzan los mínimos de cotización. Tanto esta pensión como las otras se calculan en función de la renta personal o de la unidad de convivencia. El máximo de la prestación es 328 euros, salvo casos de discapacidad casi total.

Aquí puedes leer un poco más.

El asunto es complejo. Si quieres puedes contactarte con nosotros y te asesoraremos. Somos especialistas en derecho y asesoría laboral, tanto para empresas y autónomos como para cuestiones cotidianas como el alta de empleados del hogar en la Seguridad Social.

Miguel Ángel Pérez Villegas


Miguel Ángel Pérez es Abogado en ejercicio del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, Graduado Social en ejercicio del Ilustre Colegio de Graduados Sociales de Madrid, y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en la especialidad de Seguridad en el Trabajo.

Como Director del despacho MAP & ASOCIADOS, asesora a empresas, particulares, e instituciones, ya que cuenta con una amplia experiencia en el Derecho Civil, Laboral, Mercantil y Fiscal, a la vez que en todo lo relativo a Tráfico y Responsabilidad Civil, así como en el ámbito societario, financiero y del mercado de valores. Interviene en fusiones, adquisiciones, y financiación de proyectos, aconsejando a la par en planificaciones fiscales. Además media en el asesoramiento y constitución de sociedades deportivas, así como de clubes tanto elementales como básicos de ámbito deportivo.

Miguel Ángel Pérez desde MAP & ASOCIADOS, pone al servicio de sus clientes la experiencia y capacidad de los profesionales que componen su plantilla (Abogados, Graduados Sociales, Economistas, etc.), proporcionando un trato meticuloso tanto en el área dedicada a la Empresa en lo relativo a la consultoría fiscal, laboral, contable, etc. así como en el ámbito jurídico en cualquiera de las Áreas del Derecho, contando con expertos Economistas y Abogados colegiados.
Etiquetas

Articulos por meses